Vengan a la mezquita, hablen con nosotros

29.03.2017

Los pies desnudos pisan una alfombra roja hasta llegar al fondo del templo, suben por las escaleras, y pasan al baño. Son cinco las veces las que deben lavarse. Primero las manos hasta los codos, luego la cara. El cabello se echa hacia adelante y se bañan la parte de atrás de la cabeza. Luego se pasan el agua sobre el cabello, y finalmente se refrescan los pies. Este es el ritual sagrado que cada hombre o mujer musulmana debe hacer para poder orar en cualquier mezquita, como lo explica casi pedagógicamente, Hanan El Yousfi vicepresidenta de la comunidad islámica de Rekalde, donde se ha inaugurado la quinta mezquita que existe en Bilbao.

"Vivo en Amezola. Iba a muchas mezquitas, una en Bilbao y otras en Barakaldo y Portugalete. Esta nos viene muy bien, estamos muy contentos, además hay un espacio muy grande. Es un trabajo muy significativo para nosotros", expresa Hanan El Yousfi de 31 años. Ella llegó a España hace 10. Estudió en Granada Traducción e Interpretación, y luego se trasladó hace tres años a Bilbao. Casada con otro marroquí, tienen dos niños, a los que les hablan en todos los idiomas que han aprendido, incluido el euskera.

El Yousfi antes debía desplazarse más de 4 kilómetros para ir a la mezquita, el tercer lugar que más frecuenta un musulmán después de la casa y el sitio de trabajo. Su esposo, Abdel Aziz, presidente de la comunidad islámica de Rekalde lo tenía más difícil. Obligatoriamente los hombres deben asistir cinco veces al día. "Debemos rezar al alba, al mediodía, por la tarde, tras la puesta de sol y en la noche. Algunos solían desplazarse en metro a las mezquitas del centro", dice Aziz, quien hoy celebra que se hayan finalizado todos los trámites, y ahora la comunidad musulmana de Rekalde y los alrededores pueda tener su lugar sagrado más cerca de casa.

Esa apertura de la mezquita, no solo sirve para que los musulmanes de la zona tengan un lugar más cerca para practicar su religión. También se trata de un espacio que busca generar un diálogo con la comunidad que no conoce el Islam. "La mezquita está muy bien para hacer nuestras actividades, pero también para abrirnos y darnos a conocer a los demás. Es un centro abierto a todos, por eso en el futuro próximo se organizarán unas jornadas abiertas a todos los vecinos" indica Hanan El Yousfi.


Fuente: 

https://www.contagioradio.com/vengan-a-la-mezquita-hablen-con-nosotros-articulo-38390/