Interior extrema la lucha contra el reclutamiento yihadista en las cárceles

11.01.2017

Los responsables de Instituciones Penitenciarias han puesto en marcha un nuevo programa en todas las cárceles españolas para controlar y, llegado el caso, frenar la radicalización islamista de presos musulmanes.

En la actualidad hay en las prisiones españolas más de 7.000 reclusos procedentes de países de mayoría musulmana y los expertos en la materia creen que cientos de ellos son susceptibles de ser víctimas de la captación de militantes yihadistas con los que comparten centro penitenciario. Y lo son más en un momento en el que el número de detenidos y encarcelados por este motivo está creciendo.

El programa de Prisiones comenzó a desarrollarse el pasado mes de octubre y lleva el nombre de Proyecto Saladino. Desde entonces, los ojos de los mejores especialistas están pendientes de forma permanente de cada gesto, palabra o letra que escriben los presos susceptibles de ejercer como captadores o bien de ser captados, para detectar cualquier cambio que indique un proceso de radicalización.

La principal preocupación es que presos encarcelados por terrorismo yihadista influyan en reclusos que cumplen condena por delitos comunes y que estos puedan sumarse a las filas del islamismo radical cuando son excarcelados.

Fuente: https://www.elmundo.es/espana/2016/12/19/5856eb6846163f453b8b45b1.html